Bakayoko y la maleta negra

Foro de la Sociedad Deportiva Eibar. Opiniones Liga 2019-2020, encuestas, fichajes, fotos, previas de partidos ..
Responder
Avatar de Usuario
cyrano3000
Legendario
Legendario
Mensajes: 5981
Registrado: Vie Sep 25, 2009 4:36 pm
Ubicación: Eibar

Bakayoko y la maleta negra

Mensaje por cyrano3000 » Sab Nov 14, 2020 5:44 pm

Un buen reportaje de jesús gutierrez sobre esos jugadores que llegaban a eibar para pedir una oportunidad:
https://www.diariovasco.com/bajo-deba/e ... -ntvo.html
0 x

Musker SK
Clase mundial
Clase mundial
Mensajes: 510
Registrado: Mié Sep 26, 2007 3:15 pm
Ubicación: San Kristobal

Re: Bakayoko y la maleta negra

Mensaje por Musker SK » Sab Nov 14, 2020 10:20 pm

Gracias por el enlace, pero creo que hay que ser suscriptor para leer la noticia.
0 x

Avatar de Usuario
cyrano3000
Legendario
Legendario
Mensajes: 5981
Registrado: Vie Sep 25, 2009 4:36 pm
Ubicación: Eibar

Re: Bakayoko y la maleta negra

Mensaje por cyrano3000 » Dom Nov 15, 2020 7:43 am

Musker SK escribió:
Sab Nov 14, 2020 10:20 pm
Gracias por el enlace, pero creo que hay que ser suscriptor para leer la noticia.
Yo no soy suscriptor y la veo, pero la dejo aquí:
Bakayoko y su maleta negra
La anécdota del joven de color de 21 años que se presentó en Ipurua en 2007 para hacerse una prueba con el fin de fichar por el Eibar que militaba en Segunda.
JESÚS GUTIÉRREZ*


El itinerario para ser futbolista de élite es muy complejo y tiene bastantes variables. Hay que superar muchas categorías desde la infancia, entrenar mucho y bien, tener suerte con las lesiones, pero sobre todo aunar calidad y trabajo. Y luego están los intentos singulares para llegar al fútbol profesional. Uno de ellos fue el que sucedió en Eibar en noviembre de 2007. Los medios de comunicación informaron que en el transcurso del entrenamiento del Eibar en Ipurua se presentó un 'elemento' singular.

El Eibar dirigido por Javier 'Manix' Mandiola militaba en Segunda tras su ascenso desde Segunda B y había disputado un duro partido en Mendizorroza frente al Alavés, por lo que realizó un entrenamiento de recuperación en Ipurua. Observando atentamente la sesión y sentado en unas escaleras de acceso al campo permanecía un joven de color que portaba una maleta negra. Al acabar los ejercicios los periodistas que hablaron con él solicitaron a Manix que se acercara para informarle de una solicitud del joven. Se había presentado solo en Ipurua porque su deseo era realizar una prueba para fichar como futbolista por el Eibar. Manifestó que su nombre era Bakayoko, que tenía 21 años, jugaba como central, y que durante cuatro años había pertenecido a las categorías inferiores del Olympique de Marsella.

Tras esa etapa decía que jugó en Suiza y que le atraía mucho jugar en el Eibar. Dijo que no había hablado previamente con nadie del Eibar, sino que su propuesta al club era exclusivamente una decisión suya, por lo que solicitaba se le hiciese una prueba para evaluar su capacitación como futbolista de élite. Manix se mostró muy sorprendido tras charlar con Bakayoko, que solamente se expresaba en francés, y se ofreció a acompañarle a las oficinas del club. El técnico opinó que estas cuestiones eran competencia de la secretaría técnica, no del entrenador.

Por su parte el Secretario Técnico Javi Pérez declaró que este tipo de situaciones eran bastante habituales en el Eibar, que se producían unas quince todas las temporadas, por lo que el procedimiento era simplemente recogerles los datos. Decía que poco antes vino también un chico brasileño y que el responsable técnico de los azulgranas medió para facilitar su fichaje por el Ermua, en el que jugó una temporada en Regional. En esta época de escuelas de fútbol, datos sistematizados, análisis exhaustivos de rendimiento, etcétera, es muy complicado que un talento aparezca de manera tan singular sin que haya sido detectado por toda esa red de secretarios técnicos, ojeadores, analistas, etc. que tiene el fútbol.

No se volvieron a tener más noticias de Bakayoko, que con su maleta negra como único equipaje, siguió su deambular buscando su lugar en el fútbol profesional, al parecer sin éxito. Un pasado complicado, un presente difícil y un futuro incierto era la triste realidad de Bakayoko y de muchos jóvenes sin recursos que como él que intentaban triunfar en el mundo del fútbol.

Los centrales del Eibar de esa temporada Biel Medina, Jon Urzelai, Ander Alaña y Javi Gurrutxaga pudieron respirar tranquilos sin ver aumentada su competencia para jugar, mientras Bakayoko proseguía en su búsqueda de una vida digna con un futuro que desgraciadamente era como su maleta, de color negro.
0 x

Responder